Llegamos prácticamente al acuerdo de los #faritos de la década. Hace un mes este blog cumplía añitos, pero servidor lleva ya diez con esto. Recuerdo al principio hacer campaña para que se usara Firefox en vez de Internet Explorer... y casi nadie hacía caso. Luego tenía un vicio insano al Trivial online, Buho 21, el Quiz Show de Lycos y el Billar de Yahoo. No hace tanto de aquello y sin embargo pues... pues.

Por este motivo, en este año especial, cada mes toca votar categorías que resuman lo mejor de 2004-2014, para engrosar así la lista de #FaritosLeyenda.

La primera pregunta sería... ¿Quién ha sido el/la figura de la década?

Las Campanadas de Canal Sur 14-15 ya son Leyenda, con nocheviejidad y alevosía.

"George Best" al Figura de la Década

View Results

Loading ... Loading ...

Y luego toca libro de la década. Han sido varios los premiados desde aquel 2004... he hecho una primera selección de obras "queridas", pero podéis proponer las que hagan falta. Hovejo, por ejemplo, nos ha introducido un par de propuestas.

Los #faritosleyenda en esta categoría son para Tu rostro mañana” de Javier Marías y un tremendamente saludable “Risas y Lasaña” de Jim Davis que me salvó de una época de mucho estrés.

"Jaime Deza" al Libro de la Década

View Results

Loading ... Loading ...

Como suelo decir... "Aquellos que pierden las ganas de dar a la tecla y nos dejan un tanto huérfanos. Un toque de atención para recordarlos que vuelvan".

Gente que dejó su talento por esto del Interné y que por razones personales, profesionales, familiares o cualesquiera, nos dejan sin "motor" para seguir nosotros tirando del carro.

Es Leyenda, por ejemplo, que echemos en falta el blog de Judas Ishkarioth.

Abandonista de la Década

View Results

Loading ... Loading ...

- En la VI votación tocará votar "Rafa" al Nadal del Año, "Confabulación de Hideputas" al blog o proyecto colectivo y Tweet y Twittero de la Década. Podéis ir dejando alguna idea.

________

Ya tenemos otras cuatro entradas con votaciones abiertas hasta Diciembre:

La votación de la década (I) – (Españolito, Canción, Bitácora, Programa TV)
- La votación de la década (II) – (Silvio, Disco, Rincón Completo, Palabro)
- La votación de la década (III) - (Walker, Sorkin, Lectura, Miriamelle)
- La votación de la década (IV) - (Strongface, Hallazgo, Dick Van Dyke)

Comentar vale doble. Yo pagaría ese precio, madafacas.

2

Os voy a contar un secreto:

Twitter moló. Moló mucho. Pero eso fue antes de que llegaran los jefes, las #brands y los autotitulados como Community Manager y Social Media Strategist.

En su momento, ahí abulenses éramos tres y el de los pelos largos. No en vano así surgió "Los 4 Palos". El caso es que, de vez en cuando, esos cuatro abulenses arrobizados y los que completaban la docena del cesto, jugábamos a escribir tonterías. Fue el caso de "Ávila Audaz", que ya puse por el blog.

Pero hubo otra en 2012 muy divertida, que estaba perdida en el cajón del olvido y que he querido traer de nuevo aquí.

Fue ¡Acampada Pincho!

 

La historia era más o menos así: se dijo que Ávila podría perder uno de sus principales atractivos, la tapa gratis. Eso, evidentemente, provocaría un holocausto civil que ríete tú del 2 Mayo.  

Y en Tuiror-Tuitah respondimos como sabemos: con gracejo.

la cosa se fue calentando como un buen pincho calentito, valga la gastronómica redundancia.

Y es que el verdadero amor es el verdadero amor

___

El futuro pasa por la tapa inteligente, la SmartTapa. Si no se le ha ocurrido a nadie todavía, ya reivindico el concepto. Ávila será Ávila Smart o no será. Nosotros ya hemos hecho una reivindicación multidisciplinar, internacionalizada y categorizada sobre ello:

-  Ávila: ciudad del running 

- Santa Hipster

- La Palomilla perica 

- ÁvilaAudacia 

- SmartizÁvila 

- Ávila SmartBeach

Les dejo, que me ha entrado hambre.

Pd: ¡Ay Gregoria!

______________________

* Con esta entrada, estreno nuevo formato del blog. Encontré este theme colorido que me gusta bastante. Espero que sea de vuestro agrado.

A veces pasan cosas en la vida sin aparente importancia que ganan relevancia con el tiempo cuando las analizas con reposo.

Eso me pasa a menudo con Manza. La vida nos cruzó en aquellos años de la Expo de Zaragoza, hace ya demasiadas primaveras de aquello, pero nos fuimos haciendo más cercanos cuantos más kilómetros se interpusieron en el camino.

En sus años pucelanos, cuando los kilómetros se hacían micras, intercambiamos algunas jornadas gloriosas. "LHDHP" debe mucho a esos encuentros. Me he dado cuenta de ello, de cuánto debo a esos cruces, al revisitar viejas ideas y experiencias.

Como muchos saben, un capítulo del libro nace junto a la Plaza Mayor de Valladolid, en una noche de tangos junto a Mr.Apple. En lo que caían un par de Paulaner, anoté unas ideas que se convirtieron en estas líneas:

"Estábamos en un pub con las reglas cambiadas. Había mucha gente, pero alrededor todo eran gintonics y tangos.

(...) Le vi pedirse otra cerveza y seguir fijando sus ojos indisimuladamente en toda pierna que tangueara por su rincón. No se daba cuenta de que el camarero del bar lo sabía todo sobre sus dudas y remordimientos. Sabía de su soledad y de su cobardía, de su quiero y no puedo.

(...) Y lo peor es que el chico de la barra, el grandullón de la cerveza, tal vez estuviera apuntándose en la cabeza lo mismo que yo me dictaba a la mía. En su caso, él se habría fijado en mis aspectos circunspectos y mi barba de tres días, con el plus de mis miradas furtivas y mi pañuelo al cuello de moderneta ridículo. Nocturno análisis de un flamante cobarde envejecido. "

Y resulta que esa noche, o la siguiente a esa noche, escribí aquí en el blog precisamente de ese encuentro en un bar con tangos. Noche que sirvió para imaginarme al prota de "La Huella" convertido en un moderneta algo ridículo que estuviera mirando a algún solitario de barra con los dientes largos y las distancias visuales tan en corto como su whisky.

Todo ello con banda sonora de los poco argentinos Aerosmith, en esta entrada que tanto refleja de lo que luego sería "La huella del hombre pisada".

Decía aquí en Trapseia...

"Y es que me apetece escribir de grises. No de verdes. El próximo libro quiero que trate de cómo ahora las historias bonitas están en recesión. Hay una batalla de brazos caídos, salvo heroicas excepciones. De hecho lo primero que se me ocurrió, tirado en esta misma cama, fue el título, que todavía no desvelaré. Me pareció tan potente que quise seguir esa idea. De cómo nos rendimos a las pequeñas habitaciones y olvidamos el rocknroll, los viajes, las risas y los amigos. Ya no ando buscando guisantes, quiero reflejar la otra onda que vivimos cada día y contra la que hay que estar en guerra. Los 500 euristas. La muerte del viernes noche.  De que la mediocridad, telecinco, el roncerismo… no nos alicaten las neuronas. Del peligro de que así sea".

El que se haya leído el libro podrá comprobar que esa noche terminó de perfilarse en mi cabeza mucho de lo que luego conté.

También "La Huella", el crufj klamp, nació tras una terrible resaca en la que mucho tuvo que ver la compañía de Diego.

Pongan un maño en su vida, oigan.
____

Para comprar "La huella del hombre pisada" LHDHP, pinchad aquí.

"Ser abulense condiciona a uno para siempre, cuestión que descubrí en mi temprana infancia cuando sostuve contra viento y marea, lleno de orgullo patrio, que la Muralla de Ávila era tan mayúscula que nada tenía que envidiar a la china, sin duda más pequeña que la nuestra.
 
Pronto me sacaron del error, dejándome el corazón pétreo. Señal esa de que sería ya abulense para siempre, un granito más de esta tierra a la que en este libro se le dedican tantos cantos."
 
Así doy comienzo al prólogo de "El mundo según los abulenses" (Éride Ediciones), una obra colectiva escrita por una buena colección de paisanos que pertenecen a la asociación "La sombra del ciprés"

La obra habla de Ávila, de nuestra querida ciudad y provincia, desde ángulos realmente originales. Ensayo, prosa e incluso poesía en correcta mezcolanza. Pablo Garcinuño escribe sobre ella en Los 4 Palos que...

¿Te imaginas a la nación abulense pidiendo la independencia? ¿O a la ciudad haciéndose de oro al exportar cuestas por toda la costa mediterránea? ¿De qué manera nos curte para la vida hacer botellón en Ávila en pleno invierno?
Mientras, Cristóbal Medina en su blog "Lo demás es cosa vana" pone incluso himno a nuestra city capitol...

¡Viva, viva, viva!
¡Viva mi patria vetona!
Gritar tu nombre sin ira
me colma y me envalentona

Yo, por mi parte, cierro el prólogo diciendo que..

"Para el que algún día se subió por primera vez a las piedras de la Muralla, es de interés (o capital) acercarse a estas páginas y recordar Vallespín, los botellones a seis grados bajo cero, las casetas, las ferias, el cómo los abulenses se pasan la vida subiendo y caminando entre rotonda y rotonda. Con la mezquita, la mina y el moro. Con las vacas y las malvinas. 
Las tardes en el Soto con los niños jugando al fútbol con piñas soltando derechazos como Gento. O los años en el Grande jugando a encontrarse las miradas, el tontódromo que ahora se convirtió a bulevar".
Así que me cito a mi mismo para desearle la mejor suerte al libro, compradlo muchas muchas veces y brindemos por cada historia de este libro, con la seguridad que da ser de Ávila, entonando firmes y confiados:
 "¡La última y nos vamos!"
 
Pd: Tenemos otro nuevo libro abulense "En tus heridas" de Paula Velasco. ¡Compren libro! ¡Y aquí el mío!

1

Nos dijeron que el teletransporte sería el invento del siglo XXI. 

Já.

Por más que investigaron -y eso que Apple anunció que se metería al negocio- la cosa nunca llegó a avanzar. Se logró mandar de aquí a allá a un par de fotones y poco más. La gente de 2047 aún viaja en el suburbano.

Her
Her

Así que me forré con mi invento. Tuve la idea de crear un dispositivo que simula las sensaciones del contacto real. Un traje y un aparato visual que han cambiado las comunicaciones para siempre. Cuando estableces conexión, ves en 3D y percibes una simulación de lo que sería el tacto real.  Se lo vendí a Skype para que hicieran las comunicaciones más especiales, pero con lo que me forré -naturalmente- fue con la industria del porno.

Ahora vivo solo en una isla, pegado a mi invento. Salgo con cinco o seis modelos de CamPleasure.com, con las que tengo sexo virtual gracias al dispositivo corporal especial para directivos de la compañía. 

Y sin embargo... me sigo sintiendo solo. Van a tener que inventar el teletransporte, la verdad.