Category Archives: Trapisondas

“Verá, yo antes era listo” *

“…Y está el relato del ahorcamiento de tres hombres, el buzo, y del suicidio. Hay historias de coincidencias, y casualidades, y cruces, y cosas extrañas, y de tal y cual, y de quién sabe. Y generalmente decimos, bueno, si eso saliese en una película no me lo creería. No sé quién conoce a no sé cuál y tal y tal y tal. Y, en la humilde opinión de este narrador, ocurren cosas extrañas a todas horas. Y así es, y así es. Y la vida dice, quizá nosotros hayamos acabado con el pasado pero él no ha acabado con nosotros”

Mi historia con Aimee Mann ya la he contado antes . Nuestra relación, por tanto, es conflictiva. Está ahí en el Ipod con todos sus discos, alguna canción siempre dispuesta a ser descubierta. Pero no acudo casi nunca, es tabú. Hay puertas que es mejor no desgastarlas o hacerlo sólo en ocasiones especiales.

Hoy lo hice (dejado el hiato toca buscar el diptongo). Sin dar más detalles de los necesarios a eventuales amigos de lo ajeno, diré que el tren a su salida deja una bonita perspectiva de mi casa de Ávila. Ahí dejé un sobrino, unos nuevos dragones lanzafuegos, un coche, unos cds, un garfield, nuevas fotos. Muchas dudas. Una invitación de boda (no la mía). Me puse sentimental.

Di al Play. Lo siguiente ya fue Guimorcondo y mi cabeza dando giros: Así que Magnolia, ¿eh? Tom Cruise diciendo barbaridades, historias cruzadas, tal y cual.

Como Magnolia, ahora mismo yo tampoco parezco tener aquí un hilo conductor. Viaje en tren: parón mental -> recomponer fichas = Imposible. Si antes fui listo, ahora soy alérgico, me han salido canas, tengo un pitido interminable en el oído izquierdo y la doctora Remy nunca me hará el diferencial. So sorry Tom, en esa cruzada sigo siendo el mismo desastre del parque.

Tiempos extraños. 2012, New Age, Aquarius. Google, Hacendado, velocirraptor y señoras. Ladrillos, paro, latrocinio como ocio nacional.

Llego a Zaragoza, con ganas de poco. Síndrome post vacacional agudo. Paseo mi sordera mientras busco a Venus y Mercurio. Me enredo en todo lo que se me ha acumulado por leer. Caliento un tupper. Me pongo otra vez a Aimee Mann mezclada con Stereophonics. Sigo leyendo, veo Fringe. Busco alguna motivación para poder apagar la luz o escribir algún desahogo por estas tierras blogueras.

Lo encuentro.

Puede que algo esté cambiando. Quiero creerlo. Off.

Me echo una cabezadita y aparezco en un banco. Fantasmas del ayer, pero no hay beso. Y eso no es un banco, es el trabajo. Y no me va a dar tiempo, se me pega la hora. Y esa sala de reuniones… ¿ahora es una cafetería?… ¿me toman el pelo o me lo cortan? ¿Pero aquí hay beso o no hay beso?

do i want the perfect wife but perfect ain’t quite right shopping every day take it back the next break they say the more you fly the more you risk your life Esto no puede ser real.

Abro los ojos. Ya hay escrutinio y los diez de la quiniela no se van a cobrar. Sí, ya está aquí el lunes: “Business, as usual“. Aunque esperemos que pronto nada sea tan usual.

*..the loneliest number even worse

Dos años de salutiferia

¡Felicidades, Trap! Hoy este blog cumple ya 2 años y 217 entradas (con ésta 218). Es decir, este curso he sido un poquito más charlatán que el anterior que escribí 100 exactas. Perdón por las palizas que suelto a veces, pero tener este espacio de desahogo, música y charla me es vital para llegar con las neuronas sanas a los lunes.

Como sabéis…soy un friki de los numeritos y las estadísticas, así que de eso va a ir este cumpleaños (hasta la sorpresa final)

Visitas

Al tener que contar 9 meses de un año (2009) y tres del otro (2010) la cosa no me sale exacta y daré números gordos, pero seguro que no se aleja mucho de lo siguiente: En el segundo año de Trapseia hemos tenido unos 9400 ips distintas que dejaron aproximadamente 30 mil visitas. El primer año hubo alrededor de 20 mil… lo que nos deja un crecimiento majete (tampoco es importante mientras nos sigamos llevando todos bien).

Como es lógico, la mayoría de visitas llegan desde España…y después de Usa y Rusia. Sobre todo desde Rusia últimamente, así que o me he metido en un lío mu gordo o los robots de los buscadores han cambiado de ubicación física.

El día con mayor número de visitas fue el 23 de Agosto de 2009 con 214 visitas gracias a este enlace . Parece que hubo un desembarco de fans que querían saber de posibles idilios (intuyo que con las pichi pichi pitch).

El segundo día de más visitas en 2009 – ya más disputado con 163 – fue en Noviembre. Aquí la causa fue más potita: los Strokes. (Filosofía que se mantiene este año).

Y en 2010 de momento el día con más desembarco ha sido el 11 de Febrero con 167 después de publicar que había días tontos.

Por cerrar este apartado se podría decir que (en números redondos) el blog recibe 90 ips distintas al día y 800 diferentes al mes.

Curiosidades varias

Este segundo año no se puede decir muy claramente que haya un día que destaque sobre los otros en cuanto a lecturas…depende mucho de cuando me haya dado por escribir cada mes. Pero en las horas si que hay una tendencia: Trapseia recibe top de visitas entre las 16 y las 18 de la tarde y el mínimo se marca a las 21…hora de cenar o de estar volviendo a casa. Será que hay lectores insomnes o muchos robots de google porque nunca se marca mínimo de madrugada.

Desde Google llegan casi todas las búsquedas (más del 90%) y suelen ser las siguientes: trapseia, ruben negro, ztv y francisco cester. Esto último además dio sentido al blog con la mejor noticia del año: un reencuentro familiar.

Por hacer un intermedio entre tanto dato, una cosa curiosa. La quinta búsqueda más habitual es la siguiente

“asumir que rendirse no es una opción”. Pues bien amigos, aquí tenéis la letra de Vetusta y justo debajo un vídeo con la canción:

Como no podía ser de otra forma, la mayoría de visitas referidas llegan desde Facebook, después de Tuenti (muy a la baja) Pinup y desde blogs principalmente desde Certificado.

Moneridas de Ordenador

El software libre sigue sin dominarnos, a mi el primero. Windows acapara el mercado como sistema operativo de los visitantes, 89%. El Mac sólo llega al 2´6 y Linux sigue rozando el 1%.

En los navegadores es donde ha llegado la revolución: Explorer gana pero ya por poco (37%) frente a Firefox que lo usáis ya el 34% y Chrome (que tiene truco: es el mio en casa y también el de Deivid) que llega ya al 11%.

Por su parte, el Feed este año ha tenido 13 mil pinchazos.

Vamos con las páginas más vistas

La más visitada y con diferencia tiene que ver con el trabajo directamente…y voy a tener que volver a escribir sobre ello (cosa que no me gusta) porque ya está un poco desactualizado. Más de 1200 visitas para “Démosle al play“.

Lo siguiente más leído tampoco es de este año sino de 2008: Sin tu calor, que a muchos nos sigue recordando cosas sensibles (Yo mismo soy uno de los grandes visitadores de esa página). Más de 500 visitas en este segundo año de blog.

Y lo tercero más leído me gusta especialmente…porque ha dado un repunte extraordinario justo en este último mes. En lo que llevamos de 2010 lo más leído es “Bipolaire, una madurez sin frenos” con 110 ips diferentes. Y gracias a esto ha pegado un salto de lectores otro escrito sobre Marazu: “Quizá cuando me marche me quieras buscar” que acumula alrededor de 350 visitas.

Y digo que me gusta especialmente porque justo ahora acaba de salir el nuevo disco de Sergio Dalma, que arranca con una canción compuesta ya hace un tiempo (y en una madrugada abulense) por un jovencísimo Marazu. Poquitas horas después de aquello, con muchas legañas y un papel con la letra escrita a mano, Jorge se me metió en el estudio de Protagonistas Ávila y me dijo: “te voy a cantar una canción que he compuesto esta noche”.

Se llamaba Miedo.

Bye bye my love (Adiós mundo cruel)

Nos hemos estado viendo esta semana más veces que nunca en todo el último año. He forzado más encuentros de los normales, he ido a pasar más tiempo juntos por las mañanas, tardes y noches…horas que no estábamos acostumbrados. Yo ya sabía que nuestra historia tenía fecha de caducidad: hoy miércoles nos diremos hasta luego.

Llevábamos dos años y medio. Hubo mujeres que se cruzaron en su camino pero siempre supo estar en su sitio. Empañarse -pero no de lágrimas- si la situación era propicia. Fue mi hermana la que me instigo: “es justo lo que necesitas”. La primera vez que me acerqué no me atrevía casi ni a mirar… no me imaginaba esa nueva realidad como algo de mi vida. Decían que le gustaba ir rápido pero luego descubrimos también el placer de ir juntos en lo lento. Me gustaba prepararle nuestras bandas sonoras, viajar lejos, perdernos del mundo. Atravesar zonas de arena y de asfalto en esta vida. Fuimos a la playa y vimos unos cuantos anocheceres, fueron centenares las canciones juntos. Sí, alguna vez uno dejó tirado al otro y viceversa…no se puede decir que con tanta chapa no haya habido alguna rayada. Y sé que no seré el único que eche todo eso de menos.

Pero ya no podía ser, la vida real se interpuso entre nosotros. El escaso tiempo y las cada vez mayores trabas nos distanciaron. Casi no nos veíamos, gastábamos mucho para tan poco placer. Cualquier día – pensaba yo – llegaré y no estará. Alguien se lo habrá llevado y no podré decir que había estado atento, que no me lo esperaba.

Sé – al menos -que acabará en manos amigas. Que nos seguiremos viendo y que el infiel fui yo. Que tendré que retirar mis discos, traspasar mi llave, aparcar lo nuestro y luego quizás darnos algún rodeo más.

Es esta mañana. Cogeré mi maleta, me acercaré y le diré hasta luego. He preparado nuestra última banda sonora. Gritaremos que a la mierda primavera, que se joda el viento, que éste es un mundo raro, que hay partida y que sálvese quien pueda.

Where the grass is green…

Aunque aquello parezca la prehistoria, no hace tanto tiempo que un coche azul esperaba a la salida de una estación de tren con una cinta de cassete de Guns’n’Roses. Llevaba el pelo más largo y una cordobesa en el asiento de al lado. Atravesamos la Cuesta de los Hoyos, compramos un Martini que sabía a diablos y juntamos a parte de la cuadrilla.

Un chico con cuernecitos (de maléfico) acompañaba la fotografía. Salimos por ahí a buscar la zona vertical. Todavía no nos habíamos juntado con los otros elementos de belcebú. Pero como ya dije no hace mucho, a veces el caos ejecuta el orden para que lo que tenga que pasar pase.

Y nos juntamos, nos conocimos y ya acumulamos unas cuantas ciudades en las que satisfacer el apetito por la destrucción

La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

Historias paralelas (de un lelo)

Hay historias que configuran los días…lo que no se ve de un lunes, la presencia de los hijoputas que nunca entran en crisis, las crónicas de estos días de Marzo con frío y viento. El tictac sigue su curso y nos deja momentos inesperados entre medias de nuestras rutinas.

Todo empieza a primera mañana, envuelto en una braga, con un ADN entre las manos y una llave a punto de entrar en la cerradura del curro. El saludo de buenos días me lo dio un viandante, que nada más verme acercarme a la puerta del trabajo me espetó un contundente ” a ver si buscas un trabajo de verdad “. Pues sí que empezaba bien la semana…

Era sólo un inicio. A medio día salimos fuera a grabar un momento. El repartidor del butano dejó su coche un momento junto a la acera. Cogió su bombona y entró a un piso. Nada más cruzar la puerta aparecieron dos policías locales. Pasaron por delante de varios coches en doble fila, vehículos en carga y descarga, motos sobre la acera. Fueron directos al coche del repartidor para ponerle la receta. El butanero se me acerca, me dice que grabe eso, que vea lo que hacen estos señores. 40 euritos de alegría. El resto de infracciones siguieron impunes, el butanero se quedó cabizbajo y volvió a su tarea.

Vuelvo hacia la cámara y se ha montado una pequeña tertulia. El del gimnasio y el dueño del bar hablan con mi entrevistado. Tiene 74 años y me dice que por culpa de esas multas, el de la caldera no quiere subir hasta su casa. Este es el mundo que nos están creado esos valientes hijos de puta, humilladores del trabajador medio.

La tarde sigue, cruzamos el parque. Otra receta. Hay varios coches mal aparcados y un pobre hombre mirando su tartaja móvil, también con su correspondiente papelito rosa. El resto de coches de la fila siguen impunes. Uno de ellos invade la acera y un paso de cebra. Daba igual, iban a por él. Pitufina me avisa: el policía me ha leído el hijo de puta que sale de mi boca. Lo digo otra vez.

Y es que una cosa es que vaya de optimista y otra ir de gilipollas. El grupete de políticos aparcará por la tarde en el garaje, a cubierto. El escolta, el chófer y el asesor darán vueltas esperando a que acabe su mini-mitin. Pero ahí nunca habrá multa.

No pretendo descubrir la pólvora ni llamar a las barricadas. Pero si hay dos tipos de políticos (los que solucionan problemas y los que los crean) ahora mismo estamos cómodamente instalados en los segundos. Pero siempre pagan los mismos y esto tendrá que estallar. Esta casta corrompida no gobierna para sus ciudadanos sino contra ellos. Yo ya he decidido olvidarme del coche y hasta de la bici. Se legisla todo en este país, se busca dinero hasta por respirar. Llega la dictadura de la neolengua con su precuela: el neogilipollismo. Y encima los hijos de puta calzan libreta y van en moto. Ya sabéis donde tengo el mio. Ojala al tocarme el parabrisas os salte una piraña y os muerda con avaricia.

Creo que todavía no cobran por los sueños (ni por la mala gaita). Por si algún día en el futuro leemos esto, así era España en 2010 cuando decidió seguir creciendo en su inopia y cainismo.

(Por lo demás bien, un lunes majete. Buena semana para todos)