Casi se me escapa en la presentación.

No él propiamente, sino la sorpresa a #parientasintwitter, que lleva queriendo su Paco desde hace mucho mucho tiempo. Pues aquí ha venido, a robarnos el corazón.

Y cuando sea malo... ¡Francisco!
Y cuando sea malo… ¡Francisco!

Ya le quitaremos el lacito, pero de momento es el regalo de la casa.

Los Reyes han venido con ladridos debajo del roscón.

Paco
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.